EDREDÓN AJUSTABLE, la solución para una cama puente nido

Edredón ajustable para cama

Es habitual a la hora de amueblar una habitación infantil y juvenil optar por un modelo puente. Una cama nido con cajones u otra cama supletoria debajo. Estanterías o baldas por arriba complementan el conjunto. Y un armario y escritorio en los laterales. Son muebles con mucha flexibilidad a la hora de adaptarse a cualquier espacio. Permiten una gran capacidad y aprovechar todos los metros disponibles en horizontal y vertical.

El problema se nos plantea cuando vamos a poner un edredón o funda en la cama. Quien no se ha peleado y enfadado por las mañanas para hacer una cama encajada.  Habrás comprobado que es muy complicado remeter toda la ropa en ese espacio tan pequeñito. Entre el colchón y la madera que la enmarca. Sin contar lo poco vestida que vemos la cama cuando terminamos el proceso.

Hay un tipo de EDREDÓN AJUSTABLE que da solución a estos inconvenientes. Se hace a medida del colchón. Lleva dos gomas en los pies. Esto permite anchar el edredón como si se tratara de una sábana bajera. Por la parte de arriba se deja libre sin gomas para poder cubrir bien la almohada. Es muy cómodo manejarlo. El edredón siempre está en su sitio. Además como está sujeto al colchón los niños no se destapan durante la noche.

También se puede hacer con guata más fina o sin guata para la primavera o verano. Si tienes dos camas, una arriba vista y otra abajo,  puedes hacer dos ajustables. Uno con guata para el frío invierno y otro sin guata para cuando aumenten las temperaturas. Tienes vestidas las dos camas y solucionado todo el año. Si solo se va a confeccionar uno, es más práctico y utilizable el de invierno.

El tejido puede ser en un color liso que combine con algún detalle de la habitación o estampado con diseños atrevidos. Por ejemplo, si la habitación es blanca con un lacado en los muebles cafés, podemos optar por un color liso, rayas o topo en este mismo tono. También hay diseños más juveniles de animales, deportes, países….

Una vez elegido el tejido, optaremos por el pespunte que sujeta el tejido con la guata. Esto nos permite jugar con las formas. Aunque elijamos un tejido liso, al optar por un pespunte de cuadros, rayas, rombos… iremos haciendo ese dibujo a lo largo del edredón.

Si además queremos convertir la cama en un bonito y práctico sofá podemos diseñar dos cojines rulo o caramelo. Se colocarán a ambos lados de la cama. Uno en los pies y otro en la parte de la almohada. En la parte trasera 3 cojines de tamaño 40 cm * 60 cm. Servirán de respaldo y a su vez protegerá el mueble o la pared de cualquier golpe.

Ya ves que las posibilidades son infinitas y los resultados de lo más estético y sobre todo práctico.

Port Relacionados

Deja un comentario

¿Quieres que te llamemos GRATIS?

×